El poder de la respiración durante el parto


La respiración consciente es una herramienta muy útil para el parto que además es fácil de aprender y de utilizar. Y lo mejor es que no se te puede quitar, incluso aunque estés inmovilizada en la cama conectada a un monitor fetal electrónico y con líquidos por vía intravenosa.


Durante el parto, la respiración consciente es el mecanismo de control del dolor natural más importante. En primer lugar, la respiración lenta y rítmica maximiza la cantidad de oxígeno disponible para ti y para tu bebé - cuanto mayor la cantidad de oxígeno, mejor te sentirás, por lo que es más probable que el parto avance sin problemas.


En segundo lugar, la respiración lenta, sobre todo cuando alargas la exhalación, te conduce a un estado de relajación ya que se activa el Sistema Parasimpático, el lado calmante del Sistema Nervioso, y esto hace que segregues hormonas que te relajan: oxitocina y endorfinas.


Por este motivo, la respiración lenta te impedirá tensarte. La tensión hace que el dolor de una contracción se sienta peor. Cuanto más te centres en una respiración lenta y constante, más fácilmente pasará esa contracción. Además, el estado de relajación te ayuda a disipar los miedos y la adrenalina, que actúan como freno del progreso del parto.


Cuando tus contracciones sean más fuertes, es probable que tu respiración se vuelva más superficial y rápida. No hay nada malo con esto, siempre y cuando tu respiración no empiece a acelerarse, y te conduzca a un estado de pánico.


La respiración superficial y rápida es una reacción común ante situaciones estresantes o atemorizantes. El problema con esto es que tu cuerpo no puede continuar en este estado durante mucho tiempo sin agotarse.


En el parto, uno de tus objetivos es conservar tu energía tanto como te sea posible, y dar a tu bebé el máximo posible de oxígeno para ayudarle a hacer frente al trabajo del parto. La respiración rítmica puede ayudarte a conseguir esto y puede hacer una gran diferencia en el nacimiento de tu bebé.


Una de las ventajas del yoga prenatal es la práctica de la respiración consciente. Concentrarse en una respiración adecuada te enseñará a relajar la mente y el cuerpo, incluso en situaciones atemorizantes o de alto estrés, para que tu embarazo se desarrolle de forma saludable, prepararte para el parto y que éste se desarrolle con la máxima facilidad.

Featured Posts